Entre abierta

Y entonces se puso de pie, tomó la cámara del cajón de su mesita de noche, la posó sobre la orilla del tocador y presionó el temporizador.
Volvió a su posición anterior, pero ahora
reposó la cara sobre su pecho.
Miró a la cámara y sonrió ligeramente.
Click.
Sólo sus ojos salieron en la foto
y la boca de él
entre abierta.


09.11.13
DF

No hay comentarios.:

Publicar un comentario