am


Wim Wenders está dormido
las persianas están abajo.
Berlín susurra algo
con la luz temprana del día
mientras él descansa
con sus lentes
en la mesilla de noche.


08.09.13
Berlín

Cristal


Sus ojos me distrajeron.
Redondos, redondos,
enchinados, enchinados
y el uno muy convulso
y el otro muy patidifuso.
Cuadro tan rico y tintineante
cuando le planteé mi duda.
Juego de canicas
en el metro Tacubaya,
barriéndolo.

Barriendo con cerezas de cristal
las pisadas de 9pm.


17.06.14
DF

De frente


Hoy extraño a las personas.
Busqué a tres
y me detuve con la cuarta.
Empecé a sentirme muy sola.


12.06.13
DF

Luz blanca


El guardia de la biblioteca se estremece cada cinco minutos y sale de su sueño apretando los ojos con fuerza. Con los brazos cruzados y la espalda recta sigue la interminable partida de ajedrez con el secretario. Va alternando juego y cabeceada. A veces sólo se queda mirando al suelo.


23.04.14
DF

Microabuso


Tengo hambre y no sé qué voy a hacer,
la pasta se echa a perder en el refri
y los pensamientos se acumulan
en capas de tiramisú.

Dormir quita el hambre
o eso intento.

Cuando desperté,
el hambre todavía estaba ahí
abusando
sigilosa
del tiramisú.


17.06.14
DF

Poodleing


Secarse el pelo es una actividad preciosa
con el botón rojo presionado
y el aire infierno atacando tu pelo
mutándolo, matándolo.
Un algodón rodeándote el cráneo
esponjocito
un poodle recién salido de la peluquería
esponjadito.


20.11.14
DF

QED


A veces piensas que el mundo es una mierda
luego abres el grifo
te pones debajo
y te vas por la coladera.


12.05.14
DF

Entre abierta

Y entonces se puso de pie, tomó la cámara del cajón de su mesita de noche, la posó sobre la orilla del tocador y presionó el temporizador.
Volvió a su posición anterior, pero ahora
reposó la cara sobre su pecho.
Miró a la cámara y sonrió ligeramente.
Click.
Sólo sus ojos salieron en la foto
y la boca de él
entre abierta.


09.11.13
DF

Ruta de evacuación


Ahora sí se va a caer, pero mejor que se caiga, que se caiga de una vez por todas este cielo harto ya, gris ya, morado ya, con la vejiga llena y los ojos a punto de explotar. Lleva días así, y ahora por fin está sacándolo todo, con furia, con rabia, con risa, no sabe ni con qué más seguir evacuando este cielo. Que se desahogue, que lo saque todo y que nos aviente hasta las nubes. Yo comparto su coraje, a cada relámpago me retuerzo, pero yo lo tengo aquí atorado, en un nudo como quesillo. Ya me gustaría a mí poder escupirle como regadera a tanta gente allá abajo.


02.06.14
DF